Cuáles son las consecuencias de tener un colaborador con falta de compromiso Fernando Venzano

Cuáles son las consecuencias de tener un colaborador con falta de compromiso

Los colaboradores que no están comprometidos con la misión de tu empresa afectan negativamente el ambiente de trabajo  y, a la larga, la cuenta de resultados de la empresa.

Puede haber varias razones para que se de esta circunstancia:

  • El colaborador no cree en la empresa.
  • El colaborador tiene problemas personales.
  • El colaborador no está cualificado para el puesto.

Al principio esta falta de compromiso es casi imperceptible, pero a la larga la empresa lo termina sufriendo. El colaborador se siente fuera de lugar, viendo que todo el equipo está alineado hacia un objetivo y él no es parte del movimiento. Con el tiempo se irá desmotivando y  dando lugar a situaciones de baja productividad, impuntualidad, ausentismo y, como consecuencia, un ambiente incómodo, incluso tóxico, entre sus compañeros. La baja productividad del  empleado puede hacer que sus otros colegas se sientan obligados a trabajar más para compensar las tareas inacabadas de éste y, como consecuencia, se crea un ambiente enrarecido y gris, cuando antes los empleados estaban contentos y aportaban valor a la empresa, ahora se quejan e incluso valoran la posibilidad de dejar la empresa.

Además de un impacto negativo en el ambiente de trabajo, la cuenta de resultados de la compañía puede verse afectada. Si no hay entusiasmo por la misión de la compañía, puede ser difícil mantener el impulso necesario para completar proyectos, y un proyecto entregado tarde o un cliente que no ha sido bien tratado significa un impacto negativo directo en los ingresos de la empresa. Si los empleados no producen suficiente producto de trabajo para pagar por sus posiciones, se convierten en un gasto en lugar de un activo fijo.

Cuando tu negocio es cara al público.

Si tu negocio es cara al público, el impaco es aún más directo. Los clientes lo sufrirán. Un colaborador desmotivado no tendrá la suficiente energía o paciencia para tratar con ellos, pudiendo afectar negativamente tus ventas y tu reputación. Un comportamiento por falta de motivación puede incluir desde no dar soluciones a tus clientes,  a crear un ambiente incómodo o no mantener la calma cuando los clientes se quejen. No importará que tus productos sean de la más alta calidad, porque las ganas de tu cliente por volver o recomendarte disminuirán. Además, luego vienen las reseñas. Una experiencia negativa de un cliente tiene 9 veces más probabilidades de ser compartida que una experiencia positiva.

Cómo darle la vuelta a la situación.

Cuando hay alguien que no está cumpliendo sus objetivos o no se está comportando como la empresa se espera de él, el primer paso es hablar con él, desde el respeto y la intención de ayudarle. A lo mejor está pasando por un mal momento y hay que abrir vías de comunicación para saber qué le ocurre. Un colaborador cuando siente que se preocupan por él, su implicación con la empresa crece exponencialmente. Aún así es importante explicarle la situación, tratar de buscar una solución y establecer unos objetivos tangibles y alcanzables durante un período de tiempo. Y durante ese tiempo podrás evaluar su rendimiento. Sin embargo, lo que más valorará no será la segunda oportunidad que le has dado, sino tu empatía hacia él y su situación.

Víctor Girón

Víctor es Cofundador de The Open Office, donde desarrolla su pasión por los Recursos Humanos y el Marketing. Antes de empezar este proyecto, viajó por el mundo, vivió en China, fue headhunter, emprendió, hizo un MBA y ayudó a su empresa familiar a crecer.
Conecta: In 2C 14px
¡Suscríbete a nuestra newsletter!

Please enable the javascript to submit this form

Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Si acepta o continúa navegando, consideramos que acepta su uso.