¿Puedo llamar después de una entrevista de trabajo? Charlie Solorzano

¿Puedo llamar después de una entrevista de trabajo?

Ha pasado un tiempo desde que tuviste la entrevista de trabajo y te dijeron que te iban a llamar o para confirmarte el siguiente paso o que tu perfil no es el idóneo para el puesto. Pero el teléfono no suena.

En ese tiempo de espera, en el cual es muy importante mantener la serenidad, no se han puesto en contacto contigo y quieres saber cuál es tu estado en el proceso de selección. Has decidido tomar cartas en el asunto para tomar el control de la situación. Si después de 10 días no te han llamado, sí puedes ponerte en contacto para preguntar sobre tu estado en el proceso. Además de mostrar interés por el puesto, los headhunters y los responsables de selección entenderán perfectamente que les llames para hablar sobre tu candidatura, a pesar de que ellos no se hayan puesto en contacto contigo antes.

Cómo hacer la llamada de seguimiento

Haz la llamada desde un lugar tranquilo, sin ruido de fondo que pueda molestarte ni distraerte. Necesitarás escuchar, pensar y hablar con claridad.

Elige un momento en el tengas tiempo de hablar con tranquilidad y sin estrés.

Si la primera vez que llamas y ha saltado el contestador, vuelve a intentarlo de nuevo. Si en la próxima llamada has obtenido el mismo resultado, déjale un mensaje de voz indicando tu nombre completo, cuándo tuvo lugar la entrevista, la posición a la que optabas, invitarle a que te llame de vuelta, tu número de teléfono y las gracias por su tiempo.

Si te coge el teléfono directamente ponle en contexto indicándole tu nombre completo, el día de la entrevista y el puesto de trabajo al que optabas. Cuando ya te ha situado y sabe quién eres, un buen comienzo es darle las gracias por el tiempo que te dedicó en la entrevista, estará más receptivo a escuchar el motivo de tu llamada.

En la conversación, si hubo algo que desearías haber mencionado durante la entrevista y no hiciste, ésta es tu oportunidad para hacerlo. Es recomendable que prepares por escrito un pequeño guión sobre lo que quieres hablar para que no te dejes nada al olvido.

Tener una copia de tu currículum a mano no está de más, así podrás estar preparado para responder preguntas si el entrevistador tiene alguna y te ayudará a evitar sentirte nervioso o dudar en las respuestas.

Pregunta al entrevistador si hay algo más que quisiera saber o si hay más información sobre tu trayectoria profesional que necesitara preguntar más en detalle.

Si antes de la llamada vas a estar nervioso, algo completamente normal, te recomiendo que practiques. Practica solo o llamando a un amigo, esto te permitirá estar más tranquilo y seguro de ti mismo en la conversación con el entrevistador.

Un secreto es la sonrisa telefónica. No digo que te rías cuando el entrevistador te hable, pero una ligera sonrisa en tu cara invita al resto del cuerpo a tener una actitud positiva y el interlocutor, que ésta al otro lado del teléfono, lo percibe. Los candidatos que transmiten confianza en sí mismos tienen más probabilidades de obtener una oferta de trabajo que aquellos que están nerviosos o inseguros.

Si has conseguido hablar con el entrevistador y has seguido todos estos pasos, deja que el proceso siga su curso. A los responsables de selección no le gustan los candidatos que se exceden con las llamadas. Un llamada bien hecha vale más que mil llamadas. Aunque sea el trabajo de tus sueños y lo desees con todas tus ganas, llamar mucho no va a cambiar la decisión de la persona de selección ni va a acelerar el proceso. Es importante que tengas autocontrol, mantengas la calma y sigas buscando otras ofertas de empleo.

Si no has conseguido contactar con el responsable de selección después de dos o tres intentos, y éste no te ha devuelto las llamadas, empieza a considerar que desafortunadamente no sigues en el proceso.

Aprovecha esta llamada de seguimiento, aunque te hayan descartado del proceso pide feedback y pregunta cómo puedes mejorar con miras a las siguientes entrevistas.

Víctor Girón

Víctor es Cofundador de The Open Office, donde desarrolla su pasión por los Recursos Humanos y el Marketing. Antes de empezar este proyecto, viajó por el mundo, vivió en China, fue headhunter, emprendió, hizo un MBA y ayudó a su empresa familiar a crecer.
Conecta: In 2C 14px
¡Suscríbete a nuestra newsletter!

Please enable the javascript to submit this form

Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Si acepta o continúa navegando, consideramos que acepta su uso.